dissabte, 30 d’abril de 2011

BAGUETTE DE VEDELLA, RÚCULA I "MUSTARDY MAYO"

Fer pa era una de tantes coses que encara no m'havia animat a fer a la cuina. Ho havia intentat una vegada, fa temps, i el resultat va ser tan desastrós, que ho havia deixat de costat. Tanmateix, al concurs d'entrepans de Wholekitchen, havia vist que molta gent feia el pa dels seus entrepans i tot i que en el primer entrepà que vaig presentar no vaig fer jo el pa, em vaig prometre a mi mateixa que en el següent entrepà si el faria. Aleshores, vaig trobar una recepta d'un entrepà boníssim a Home Food, un llibre que ja he utilitzat en moltes ocasions. El pa que utilitzava era un baguette, i vaig pensar que no era una pa difícil del tot i el farcit em va acabar de conquistar. 

 

Ací vos deixe la recepta d'aquest saborós baguette de vedella amb el que participe al concurs Bocadillos, organitzat per Wholekitchen.


Ingredients: (4 persones)

Baguette
-          500 gr de farina de força
-          300 gr d’aigua
-          10 gr de rent fresc de forner (llevat)
-          10 gr de sal
-          1 clara d’ou

Farcit
-          4 filets de vedella
-          2 cebes
-          2 cullerades de sucre moreno
-          4 cullerades de vinagre de Mòdena
-          2 tomaques tallades a rodanxes
-          Rúcola
-          2 cullerades de mostassa Dijon
-          6 cullerades de maionesa

Preparació:

Primer començarem preparant el pa. En un bol gran es barreja la farina amb la sal i en un altre recipient es barreja el llevat amb l’aigua fins que es dissolga. Després es barregen els ingredients secs amb els líquids amb la ma i es pasta bé primer al bol i després sobre una superfície enfarinada durant 10 minuts aproximadament. Es fa una bola amb la massa i es deixa reposar en un bol amb un poc d’oli a les parets i cobert amb paper film. Aquesta massa es deixa reposar durant 40 minuts en un lloc càlid i sec. Passat aquest temps es posa la massa sobre una superfície enfarinada i s’estreny amb els nucs per eliminar l’aire de la massa. Es cobreix amb un drap net i es deixa reposar 10 minuts. Després amb un ganivet es talla la massa en dos i amb un corró s’estira cada part al màxim, quedant dos rectangles grans. S’enrotlla cada rectangle en espiral fins que quede un rotllo que serà la barra. Quan ja estiguen fetes les dos baguettes es pinten amb una clara d’ou i un poc d’aigua amb un pinzell. Es deixaran reposar sobre una safata de forn amb paper vegetal i cobertes amb un drap durant 40 minuts més. Mentres, s’encen el forn a 180º. Abans de posar el pa al forn, amb un ganivet es fan quatre talls menuts diagonals per la part de dalt. Finalment , s’introduix el pa al forn i es deixa coure 30 minuts. Quan porte 25 minuts es tornen a pintar les barres amb la clara i l’aigua i es deixa 5 o 10 minuts més.

Mentres el pa estiga al forn anirem preparant la ceba caramelitzada per al farcit. Es tallen les cebes en juliana i es cuinen amb dos cullerades d’oli a foc baix en una paella tapada durant 10 minuts, fins que estiga tendra. Després s’incorpora el sucre moreno i el vinagre de Mòdena i es deixa coure 10 minuts més sense tapa i removent de tant en tant.
Quan la ceba ja estiga a punt, es prepararà la “mustardy mayo”. En un bol menut es barregen le 6 cullerades de maionesa i les 2 cullerades de mostassa de Dijon fins que quede un salsa de color grog clar.
Quan ja estiga el pa, la ceba i la salsa, es prepararà la carn a la planxa i ja es podrà montar l’entrepà. Primer, s’unta la mustardy mayo (al gust), es posen dos o tres rodanxes de tomaca, la verdella, després la ceba caramelitzada i finalment la rúcula. La barreja de sabors es perfecta i el pa queda cruixent i deliciós!



BON APPÉTIT

                                             ***

BAGUETTE DE TERNERA, RÚCULA Y "MUSTARDY MAYO"

Hacer pan era una de tantas cosas que aún no me había animado a hacer en la cocina. Lo había intentado una vez, hace tiempo, y el resultado fue tan desastroso, que lo había dejado de lado. Sin embargo, en el concurso de bocadillos de Wholekitchen, había visto que mucha gente hacía el pan de sus bocadillos y aunque en el primer bocadillo que presenté no hice yo el pan, me prometí a mí misma que en el siguiente bocadillo sí lo haría. Entonces, encontré una receta de un bocadillo buenísimo en Home Food, un libro que ya he nombrado en muchas ocasiones. El pan que utilizaba era un baguette, y pensé que no era una pan difícil del todo y el relleno me acabó de conquistar. 

 

Aquí os dejo la receta de este sabroso baguette de ternera con el que participo en el concurso bocadillos , organizado por Wholekitchen.


Ingredientes: (4 personas)

Baguette
-           500 gr de harina de fuerza
-           300 gr de agua
-           10 gr de levadura fresca de panadero
-           10 gr de sal
-           1 clara de huevo

Relleno
-           4 filetes de ternera
-           2 cebollas
-           2 cucharadas de azúcar moreno
-           4 cucharadas de vinagre de Módena
-           2 tomates cortados en rodajas
-           Rúcola
-           2 cucharadas de mostaza Dijon
-           6 cucharadas de mayonesa

Preparación:

Primero empezaremos preparando el pan. En un bol grande se mezcla la harina con la sal y en otro recipiente se mezcla la levadura con el agua hasta que se disuelva. Luego se mezclan los ingredientes secos con los líquidos con la mano y se amasa bien primero en el bol y luego sobre una superficie enharinada durante 10 minutos aproximadamente. Se hace una bola con la masa y se deja reposar en un bol con un poco de aceite en las paredes y cubierto con papel film. Esta masa se deja reposar durante 40 minutos en un lugar cálido y seco. Pasado este tiempo se pone la masa sobre una superficie enharinada y se presiona con los nudillos para eliminar el aire de la masa. Se cubre con un paño limpio y se deja reposar 10 minutos. Luego con un cuchillo se corta la masa en dos y con un rodillo se estira cada parte al máximo, quedando dos rectángulos grandes. Se enrolla cada rectángulo en espiral hasta que quede un rollo que será la barra. Cuando ya estén hechas las dos baguettes se pintan con una clara de huevo y un poco de agua con un pincel. Se dejarán reposar sobre una bandeja de horno con papel vegetal y cubiertas con un paño durante 40 minutos más. Mientras, se enciende el horno a 180 º. Antes de poner el pan al horno, con un cuchillo se hacen cuatro cortes pequeños diagonales por la parte de arriba. Finalmente, se introduce el pan en el horno y se deja cocer 30 minutos. Cuando lleve 25 minutos se vuelven a pintar las barras con la clara el agua y se deja 5 o 10 minutos más.

Mientras el pan esté en el horno iremos preparando la cebolla caramelizada para el relleno. Se cortan las cebollas en juliana y se cocinan con dos cucharadas de aceite a fuego bajo en una sartén tapada durante 10 minutos, hasta que esté tierna. Después se incorpora el azúcar moreno y el vinagre de Módena y se deja cocer 10 minutos más sin tapa y removiendo de vez en cuando.
Cuando la cebolla ya esté a punto, se preparará la "mustardy mayo". En un bol pequeño se mezclan le 6 cucharadas de mayonesa y las 2 cucharadas de mostaza de Dijon hasta que quede un salsa de color amarillo claro.
Cuando ya esté el pan, la cebolla y la salsa, se preparará la carne a la plancha y ya se podrá montar el bocadillo. Primero, se unta la mustardy mayo (al gusto), se ponen dos o tres rodajas de tomate, la ternera, después la cebolla caramelizada y finalmente la rúcula. La mezcla de sabores es perfecta y el pan queda crujiente y delicioso!
 
 
 
BON APPÉTIT

divendres, 29 d’abril de 2011

BOEUF BOURGUIGNON DE JULIA CHILD

El dia que va arribar a les meues mans el llibre de cuina francesa de Julia Child el primer que vaig fer va ser marcar la pàgina on apareixia la recepta de Boeuf Bourguignon, perquè aquesta era la primera recepta que volia fer del llibre. 
No és una recepta complicada, però com se li ha de dedicar prou temps, quelcom del que a vegades manque, encara no l'havia fet i tampoc ha sigut la primera. 
Tanmateix, farà cosa d'un mes, vaig descobrir el bloc Film&Food, un bloc que barreja cuina i cinema i en el que proposen reptes. El repte del mes d'abril era fer una recepta que apareguera a la pel·lícula Julie&Julia i,com que jo vaig descobrir el llibre de Julia Child gràcies a aquesta pel·lícula, vaig trobar el moment idoni per preparar el Boeuf Bourguignon, un plat amb certa rellevància a la pel·lícula. 

 
El vaig preparar ahir per dinar i el resultat va ser fantàstic, una recepta per a repetir segur!

Ingredients (6 persones)

- 170 gr de cansalada
- 1'5 kg de carn de vedella per guisar (tallada a cubs)
- 1 carlota
- 1 ceba
- 2 o 3 gots de vi negre
- 2 gots de caldo de carn
- 1 cullerada de puré de tomaca
- 2 dents d’all
- 2 cullerades de farina
- ½ culleradeta de timonet
- 1 full de llorer
- 18 cebes menudes franceses
- 450 gr de xampinyons
- mantega
- oli
- sal i pebre

Preparació:

Per a fer una bona preparació d’aquest plat es convenient utilitzar una olla de ferro forjat com les de la Creuset. Com aquestes olles son molt cares, jo em vaig comprar la meua olla a l’Ikea a molt bon preu, i qualsevol guisat o sopa ix meravellós. També es pot utilitzar qualsevol cassola o recipient que es puga utilitzar tant al foguer com al forn.

Es comença llevant la corfa de la cansalada i es talla la cansalada a trossets. En una altra olla es bull la cansalada i la corfa durant 10 minuts, es cola i es seca. Mentres, es precalfa el forn a 180º.

En la cassola de ferro, amb una cullerada d’oli, es sofrig la cansalada a foc moderat durant 2 minuts i es retira a un plat. En aquest oli es cuinarà la carn.

Amb paper de cuina es seca un poc la carn de vedella trossejada i es sofrig amb l’oli del bacon poc a poc, sense posar tota la carn al mateix temps. Quan la carn ja estiga un poc daurada es retira al plat del bacon.

En el mateix oli, si en fa falta s’afig un poc més, es sofrigen la carlota, tallada a rodanxes, i la ceba picada.
Quan la verdura estiga un poc daurada s’incorpora la carn amb la cansalada a la cassola, s’assaona amb sal i pebre i es remou. Després s’afig la farina, es remou bé i s’introduix la cassola sense tapa al forn durant 4 minuts. Passat aquest temps es remou una altra vegada i es deixa 4 minuts més al forn. Es trau la cassola del forn i es baixa la temperatura a 160º.

Es torna la cassola al foguer i s’incorpora el vi i el caldo fins que la carn quede tota coberta. També s’afig el puré de tomaca, les dents d’all esclafades, el timonet i el full de llorer fet a trossets. Es remou tot bé i es porta a ebullició. Quan el guisat bulla s’apaga el foc, es tapa la cassola i s’introduix al forn durant 2 hores i mitja a 160º.

Mentres la carn està fent-se al forn, es prepararan la resta de verdures que més tard s’incorporaran al guisat.
Primer, es pelen les cebes menudes i es cuinen senceres. En una paella es calfen dos cullerades grans de mantega i una poc d’oli. Quan la mantega estiga desteta s’afigen les cebes menudes i es sofrigen donant-los voltes durant 10 minuts a foc baix, fins que estiguen daurades. Després s’incorpora mig got de vi negre o caldo, un full de llorer, un poc de timonet i jolivert, es tapa i es deixa coure al menys mitja hora.
Mentres, es renten el xampinyons es tallen en sis cadasqun (o com més agrade) i es sofrigen amb una cullerada de mantega i un poc d’oli. Quan els xampinyons i les cebes estiguen fetes es reserven per a quan el guisat estiga a punt.

Passat el temps de cocció (2hores i mitja- 3 hores) i la carn estiga tendra es trau del forn i s’aboca el contingut de la cassola en un colador damunt d’una altra cassola, on romandrà el caldo. En la cassola de ferro es posa la carn amb la cansalada i s’afigen les cebetes confitades i els xampinyons, fora del foc. Mentres, es posa l’olla del caldo a foc fort per a que reduïsca un poc i es puga desgreixar amb una cullera el caldo. Després de 2 o 3 minuts, i de tastar el caldo per si estigar dolç, s’afig el caldo a la cassola on està la carn amb les verdures, es remou tot bé i es deixa coure 2 o 3 minuts més a foc baix.

El boeuf bourguignon ja està a punt! Per a acompanyar aquest plat li pot anar bé unes creïlles bullides, arròs blanc o unes verdures. Jo el vaig servir amb puré de creïlles i una ensalada verda. Deliciós!



BON APPÉTIT

                                                             ***

El día que llegó a mis manos el libro de cocina francesa de Julia Child lo primero que hice fue marcar la página donde aparecía la receta de Boeuf Bourguignon, porque esa era la primera receta que quería hacer del libro. 
No es una receta complicada, pero como se le debe dedicar tiempo suficiente, algo de lo que a veces carezco, aún no lo había hecho y tampoco ha sido la primera. 
Sin embargo, hará cosa de un mes, descubrí el blog Film&Food, un blog que mezcla cocina y cine y en el que proponen retos. El reto del mes de abril era hacer una receta que apareciera en la película Julie & Julia y, como yo descubrí el libro de Julia Child gracias a esta película, encontré el momento idóneo para preparar el Boeuf Bourguignon, un plato con cierta relevancia en la película. 

 
Lo preparé ayer para comer y el resultado fue fantástico, una receta para repetir seguro!

Ingredientes (6 personas)

- 170 gr de tocino
- 1'5 kg de carne de ternera para guisar (cortada en cubos)
- 1 zanahoria
- 1 cebolla
- 2 o 3 vasos de vino tinto
- 2 vasos de caldo de carne
- 1 cucharada de puré de tomate
- 2 dientes de ajo
- 2 cucharadas de harina
- ½ cucharadita de tomillo
- 1 hoja de laurel
- 18 cebollas pequeñas francesas
- 450 gr de champiñones
- Mantequilla
- Aceite
- Sal y pimienta

Preparación:

Para hacer una buena preparación de este plato es conveniente utilizar una olla de hierro forjado como las de la Creuset. Como estas ollas son muy caras, yo me compré mi olla en el Ikea a muy buen precio, y cualquier guiso o sopa sale maravilloso. También se puede utilizar cualquier cazuela o recipiente que se pueda usar tanto en el fogón como en el horno.

Se empieza quitando la corteza del tocino y se corta el tocino en trocitos. En otra olla se hierve el tocino y la corteza durante 10 minutos, se cuela y se seca. Mientras, se calienta el horno a 180 º.

En la cazuela de hierro, con una cucharada de aceite, se sofríe el tocino a fuego moderado durante 2 minutos y se retira a un plato. En este aceite se cocinará la carne.

Con papel de cocina se seca un poco la carne de ternera troceada y se sofríe con el aceite del bacon poco a poco, sin poner toda la carne al mismo tiempo. Cuando la carne ya esté un poco dorada se retira al plato del bacon.

En el mismo aceite, si hace falta se añade un poco más, se sofríen la zanahoria, cortada en rodajas, y la cebolla picada.
Cuando la verdura esté un poco dorada se incorpora la carne con el tocino a la cazuela, se sazona con sal y pimienta y se remueve. Después se añade la harina, se remueve bien y se introduce la cazuela sin tapa en el horno durante 4 minutos. Pasado este tiempo se remueve otra vez y se deja 4 minutos más al horno. Se saca la cazuela del horno y se baja la temperatura a 160 º.

Se vuelve la cazuela al fogón y se incorpora el vino y el caldo hasta que la carne quede toda cubierta. También se añade el puré de tomate, los dientes de ajo aplastadas, el tomillo y la hoja de laurel hecho a trocitos. Se remueve todo bien y se lleva a ebullición. Cuando el guiso hierva se apaga el fuego, se tapa la cazuela y se introduce en el horno durante 2 horas y media a 160 º.

Mientras la carne está haciéndose en el horno, se prepararán el resto de verduras que más tarde se incorporarán al guiso.
Primero, se pelan las cebollas pequeñas y se cocinan enteras. En una sartén se calientan dos cucharadas grandes de mantequilla y una poco de aceite. Cuando la mantequilla esté deshecha se añaden las cebollas pequeñas y se sofríen dándoles vueltas durante 10 minutos a fuego lento, hasta que estén doradas. Después se incorpora medio vaso de vino tinto o caldo, una hoja de laurel, un poco de tomillo y perejil, se tapa y se deja cocer al menos media hora.
Mientras, se lavan el champiñones se cortan en seis cada uno (o como más guste) y se sofríen con una cucharada de mantequilla y un poco de aceite. Cuando los champiñones y las cebollas estén hechas se reservan para cuando el guiso esté a punto.

Pasado el tiempo de cocción (2 horas y media-3 horas) y la carne esté tierna se saca del horno y se vierte el contenido de la cazuela en un colador sobre otra cazuela, donde permanecerá el caldo. En la cazuela de hierro se pone la carne con el tocino y se añaden las cebollitas confitadas y los champiñones, fuera del fuego. Mientras, se pone la olla del caldo a fuego fuerte para que reduzca un poco y se pueda desgrasar con una cuchara el caldo. Después de 2 o 3 minutos, y de probar el caldo por si estuviera dulce, se añade el caldo a la cazuela donde está la carne con las verduras, se remueve todo bien y se deja cocer 2 o 3 minutos más a fuego bajo.

El boeuf bourguignon ya está a punto! Para acompañar este plato le puede ir bien unas patatas hervidas, arroz blanco o unas verduras. Yo lo serví con puré de patatas y una ensalada verde. ¡Delicioso!

BON APPÉTIT


dimecres, 27 d’abril de 2011

VIATGE A DONOSTIA

Ja estic ací! Després de passar uns dies per Guipúscoa he tornat amb moltes forces i ganes de fer plats nous, però abans m'agradaria compartir amb vosaltres aquesta experiència al Païs Basc, experiència que recomane a tothom.


El viatge va començar el dijous passat. Esther, Carlos Àlex i jo eixirem d'Oliva pel matí i arribàrem a San Sebastian, o com diuen els bascos, Donosti, per la vesprada. El primer que vam fer va ser anar a la pensió. Com va ser un viatge que vam organitzar a última hora no vam poder triar molt l'allotjament però la veritat és que vam tindre molta sort perquè la pensió estava en un lloc immillorable, al carrer San Juan, junt al Mercat de la Bretxa, a la part vella. Després de deixar les maletes i passar per l'oficina de turisme per agafar algun mapa de la ciutat, vam començar la visita per la part vella i més tard ,quan va caure la nit, la visita gastronòmica pels bars de pintxos. Ací vos deixe una mostra de tots els pintxos que vam poder degustar durant els dies que vam romandre a San Sebastian.


De tots els bars de pintxos que vam visitar dos van ser els que més ens van agradar: El Munto al carrer Fermín Calbetón amb uns pintxos senzills però de bona qualitat i El Zeruko al carrer Pescadería, un bar amb molts premis, uns pintxos molt originals i deliciosos però una ama molt antipàtica, encara que la qualitat del menjar supera el servici. 

El divendres vam continuar el recorregut per Donosti. Vam passejar pel barri Romàntic, per a mi el barri més bonic de la ciutat amb uns edificis impresionants. I per les platges de la Concha, Ondarreta i Zurriola. Ací teniu una foto dels quatre al Peine del Viento de Chillida al final del passeig. Jo sóc la que està un poc amagada.


Per la nit, aprofitant els últims dies de la temporada de sidra, vam anar a la sidreria Astarbe a Astigarraga. Aquesta va ser una experiència molt recomanable. El menjar estava deliciós, els amos i cambrers de la sidreria eren molt simpàtics i vam poder beure tota la sidra que vam voler per un preu fantàstic. El menú constaba de una espectacular truita d'abadejo, un plat d'abadejo confitat amb pimentó verd, un bon "chuletón a la brasa" i de postres formatge amb codony i anous. Va ser una bona manera de conéixer gent i degustar la gastronomia basca i una bona sidra. La sidra estava tan bona que al acabar la nit vam tornar amb una caixa baix del braç.


El dissabte van fer una ruta per alguns pobles de Guipúscoa com Guetària, Hondarríbia i Zarautz. Uns pobles molt bonics, especialment Hondarríbia, i en Zarautz vam dinar al restaurant d'Arguiñano. Ens vam decidir pel menú degustació, un menú deliciós a un preu molt raonable. Arguiñano, per descomptat, no estava, jo per si de cas en vaig emportar el seu llibre de cuina basca per a que me'l firmara. Tot i que no ho vaig aconseguir, el dinar va estar molt bo i en un lloc privilegiat, al costat de la mar. Açó és el que vam menjar:


El diumenge vam acabar de visitar els llocs que no vam poder veure a San Sebastián, com el Monte Urgull o el Museu de San Telmo i van fer algunes compres, un poc de Txacolí, uns vitets, uns dolços i un formatge Idiazábal amb el que prepararé algun plat pròximament. 

El viatge va estar fantàstic, el clima ens va acompanyar molt perquè no va ploure i la visita gastronòmica, espectacular! 


BON APPÉTIT


                                        ***

VIAJE A DONOSTIA


Ya estoy aquí! Después de pasar unos días por Guipúzcoa he vuelto con muchas fuerzas y ganas de hacer platos nuevos, pero antes me gustaría compartir con vosotros esta experiencia en el País Vasco, experiencia que recomiendo a todo el mundo.


El viaje comenzó el jueves pasado. Esther, Carlos, Àlex y yo salimos de Oliva por la mañana y llegamos a San Sebastián, o como dicen los vascos, Donosti, por la tarde. Lo primero que hicimos fue ir a la pensión. Como fue un viaje que organizamos a última hora no pudimos elegir mucho el alojamiento pero la verdad es que tuvimos mucha suerte porque la pensión estaba en un lugar inmejorable, en la calle San Juan, junto al Mercado de la Bretxa, en la parte vieja. Tras dejar las maletas y pasar por la oficina de turismo para coger algún mapa de la ciudad, empezamos la visita por la parte vieja y más tarde, cuando cayó la noche, la visita gastronómica por los bares de pintxos. Aquí os dejo una muestra de todos los pinchos que pudimos degustar durante los días que permanecimos en San Sebastián.


De todos los bares de pintxos que visitamos dos fueron los que más nos gustaron: El Munto en la calle Fermín Calbetón con unos pinchos sencillos pero de buena calidad y El Zeruko en la calle Pescadería, un bar con muchos premios, unos pinchos muy originales y deliciosos pero una ama muy antipática, aunque la calidad de la comida supera el servicio. 

El viernes continuamos el recorrido por Donosti. Paseamos por el barrio Romántico, para mí el barrio más bonito de la ciudad con unos edificios impresionantes. Y por las playas de la Concha, Ondarreta y Zurriola. Aquí tenéis una foto de los cuatro junto al Peine del Viento de Chillida al final del paseo. Yo soy la que está un poco escondida.


Por la noche, aprovechando los últimos días de la temporada de sidra, fuimos a la sidrería Astarbe en Astigarraga. Esta fue una experiencia muy recomendable. La comida estaba deliciosa, los dueños y camareros de la sidrería eran muy simpáticos y pudimos beber toda la sidra que quisimos por un precio fantástico. El menú constaba de una espectacular tortilla de bacalao, un plato de bacalao confitado con pimiento verde, un buen chuletón a la brasa y de postre queso con membrillo y nueces. Fue una buena manera de conocer gente y degustar la gastronomía vasca y una buena sidra. La sidra estaba tan buena que al terminar la noche volvimos con una caja debajo del brazo.


El sábado hicimos una ruta por algunos pueblos de Guipúzcoa como Guetaria, Hondarribia y Zarautz. Unos pueblos muy bonitos, especialmente Hondarribia, y en Zarautz comimos en el restaurante de Arguiñano. Nos decidimos por el menú degustación, un menú delicioso a un precio muy razonable. Arguiñano, por supuesto, no estaba, yo por si acaso me llevé su libro de cocina vasca para que me lo firmara. Aunque no lo conseguí, la comida estuvo muy buena y en un lugar privilegiado, junto a la mar. Esto es lo que comimos:


El domingo acabamos de visitar los lugares que no pudimos ver en San Sebastián, como el Monte Urgull o el Museo de San Telmo y hacer algunas compras, un poco de Txacolí, unas guindillas, unos dulces y un queso Idiazábal con lo que prepararé algún plato próximamente. 

El viaje estuvo fantástico, el clima nos acompañó mucho porque no llovió y la visita gastronómica, espectacular! 


BON APPÉTIT