diumenge, 18 de setembre de 2011

KIYMALI PIDE O PIZZA TURCA DE CARN

Després d'unes setmanes desapareguda de la blogesfera ja estic ací una altra vegada! El viatge a Irlanda va estar fabulós i les dos últimes setmanes vam estar tan ocupats que vaig xafar ben poc la cuina. A més a la tornada vaig començar a treballar en un lloc nou i una casa nova, així que amb el trasllat, el procés d'adaptació i l'horari nou no he pogut dedicar-li temps al blog. 

Tanmateix, no volia perdre'm el repte de Whole kitchen i este cap de setmana no he ixit de la cuina. 

Whole Kitchen en la seua proposta per al mes de setembre ens convida a preparar un clàssic de la gastronomia italiana, pizza. 



Encara que el seu origen és italià també és  un plat que està present en moltes cuines i les masses són tan diverses com els seus farcits. Quan em vaig instal·lar en la nova casa un dels primers llibres que vaig introduir a la maleta va ser "Turkish cookery", un llibre que em va portar la meua germana del seu viatge a Turquia. No sabia per quina recepta començar i llavors la vaig veure: Kilmali Pide (o pizza turca de carn). Aquesta pizza és ben diferent a la italiana: la massa porta ou i llet, no té una base de  tomaca i a més tampoc porta formatge. Així que per a tot aquell que no puga menjar formatge o no li agrade és la pizza perfecta. La recepta original és amb carn de corder però jo la trobe molt forta i em repetix així que he decidit fer-la amb vedella, i el resultat ha estat deliciós!!




Ingredients: 2 persones
- 2 gots de farina 
- 2 cullerades de mantega
- 1 culleradeta de llevat en pols
- 2 cullerades de llet
- 1/2 culleradeta de sucre
- 1/2 culleradeta de sal
- 2 ous + 1 rovell
- 250 gr de carn picada (corder o vedella)
- 1/2 ceba
- jolivert
- sal i pebre

Preparació:
Es tamisa la farina en un bol gran. En un got es dissol el llevat i el sucre en la llet. Es fa un forat al mig de la farina i s'incopora la barreja de llevat, la mantega ablanida, els dos ous i la sal. Es remou tot amb la ma fins que quede una massa compacta, es cobreix amb un drap net i es deixa reposar uns minuts. Després es dividix la massa en dos i amb l'ajuda d'un corró i una superfície enfarinada s'esclafen i se'ls dona forma elíptica (d'ametla), d'aproximadament mig centímetre de grossor.  
Mentres, es prepara el farcit de carn. Es pica la ceba i es sofrig en una paella amb una cullerada gran de mantega fosa. Quan la ceba estiga daurada s'afig la carn picada i es pressiona amb una cullera de fusta per a que no queden trossos grans. Quan la carn estiga cuita, s'assaona amb sal i pebre (jo li vaig afegir un poc de caiena en pols) i s'afig un poc de jolivert picat. Es retira del foc, es posa al mig de la massa de pizza i les vores es doblen dos centímetres cap a dins. Es deixa reposar uns minuts, es pinten les vores amb el rovell d'ou i s'introduix al forn a 180º durant 20-25 minuts o fins que es dore. Quan es retira del forn es pinta amb un poc de mantega fossa i es servix immediatament.


BON APPÉTIT


                                        ***

KIYMALI PIDE O PIZZA TURCA DE CARNE

Después de unas semanas desaparecida de la blogesfera ¡ya estoy aquí otra vez! El viaje a Irlanda fue fabuloso y las dos últimas semanas estuvimos tan ocupados que pisé poco la cocina. Además a la vuelta empecé a trabajar en un lugar nuevo y una casa nueva, así que con el traslado, el proceso de adaptación y el horario nuevo no he podido dedicarle tiempo al blog. 

Sin embargo, no quería perderme el reto de Whole kitchen y este fin de semana no he salido de la cocina. 

Whole Kitchen en su propuesta para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico de la gastronomía italiana, pizza. 



Aunque su origen es italiano también es un plato que está presente en muchas cocinas y las masas son tan diversas como sus rellenos. Cuando me instalé en la nueva casa uno de los primeros libros que introduje en la maleta fue "Turkish cookery", un libro que me trajo mi hermana de su viaje a Turquía. No sabía por qué receta empezar y entonces la vi: Kilmali Pide (o pizza turca de carne). Esta pizza es muy diferente a la italiana: la masa lleva huevo y leche, no tiene una base de tomate y además tampoco lleva queso. Así que para todo aquel que no pueda comer queso o no le guste es la pizza perfecta. La receta original es con carne de cordero pero yo la encuentro muy fuerte y me repite así que he decidido hacerla con ternera, y el resultado ha sido delicioso!




Ingredientes: 2 personas
- 2 vasos de harina 
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 2 cucharadas de leche
- 1 / 2 cucharadita de azúcar
- 1 / 2 cucharadita de sal
- 2 huevos + 1 yema
- 250 gr de carne picada (cordero o ternera)
- 1 / 2 cebolla
- Perejil
- Sal y pimienta

Preparación:
Se tamiza la harina en un bol grande. En un vaso se disuelve la levadura y el azúcar en la leche. Se hace un agujero en medio de la harina y se incorpora la mezcla de levadura, la mantequilla ablandada, los dos huevos y la sal. Se remueve todo con la mano hasta que quede una masa compacta, se cubre con un paño limpio y se deja reposar unos minutos. Después se divide la masa en dos y con la ayuda de un rodillo y una superficie enharinada aplastan y se les da forma elíptica (de almendra), de aproximadamente medio centímetro de grosor.  
Mientras, se prepara el relleno de carne. Se pica la cebolla y se sofríe en una sartén con una cucharada grande de mantequilla derretida. Cuando la cebolla esté dorada se añade la carne picada y se presiona con una cuchara de madera para que no queden trozos grandes. Cuando la carne esté cocida, se sazona con sal y pimienta (yo le añadí un poco de cayena en polvo) y se le añade un poco de perejil picado. Se retira del fuego, se pone en medio de la masa de pizza y los bordes se doblan dos centímetros hacia dentro. Se deja reposar unos minutos, se pintan los bordes con la yema de huevo y se introduce en el horno a 180 º durante 20-25 minutos o hasta que se dore. Cuando se retira del horno se pinta con un poco de mantequilla fosa y se sirve inmediatamente.


BON APPÉTIT

10 comentaris:

  1. Marisa tienes un blog estupendo, te felicito y me quedo contigo encantada. Esta pizza tan exótica y especial, me ha encantado.

    ResponElimina
  2. De las que he visto hasta ahora, la tuya es la más original... Felicidades!!
    Bessos

    ResponElimina
  3. Una pizza diferente y muy lucida!!! Tienes un blog precioso.
    Besos!
    P.D. Suerte en tu nuevo trabajo.

    ResponElimina
  4. M'encanta la cuina Turca, es una maravella es tot molt saborós i la teva pizza fa molt de goig,petons maca.

    ResponElimina
  5. Te ha quedado buena, buena... Me gusta ese toque turco... Habrá que probarla!
    Un besote

    ResponElimina
  6. Ostras que curio0osa... Yo jamás probé este tipo de pizza y ahora tengo unas ganas locas. Me encanta cuando descubro algo tan rico mmMMM!!!
    Un besito0o

    ResponElimina
  7. Bienvenida mi Marisa!!!..me alegro que pasases unas lindas vacaciones..en Irlanda"!!...nos fuimos cerquita las dos!!!!:)
    probaste el pan de soda??, ya me diras!!!
    los pide turcos me encantan, los probé in situ cuando viajaba por allí de pequeña y te aseguro que es para mi tan bueno como la pizza italiana!!!
    muy rica receta preciosa..me alegro de verte!!!!!
    Cariños!

    ResponElimina
  8. Marisa, conozco estas pizzas turcas pero sólo de vista. Tienen un aspecto delicioso y seguro que están de muerte.

    Tengo que animarme a hacerlas un día.

    Enhorabuena por tu receta, es genial!

    ResponElimina
  9. Marisa que curiosa y apetitosa te ha quedado, nunca la había visto pero esta la tengo que probar, muchos besitos

    ResponElimina
  10. No havia vist esta recepta fins ara. M'alegre que t'haja servit el llibre i la veritat el resultat és perfecte ja que te una pinta molt bona.

    ResponElimina