dilluns, 21 de desembre de 2015

EL MEU PASTÍS DE XOCOLATA



 Després de 1 any, 4 mesos i una setmana, ací em teniu una altra vegada! Segur que molts de vosaltres vau pensar que ja no em veurieu mai més per ací, de fet jo mateixa m'ho havia plantejat. Tanmateix, fa unes setmanes que he tingut més temps per pensar i vaig recordar un pensament que vaig publicar en el primer aniversari del bloc: sóc una persona molt poc constant i aquesta era l'única afició que havia suportat el pas del temps. 

Fa 5 anys que vaig començar amb aquesta aventura i vaig ser constant durant 4 anys, tot un récord per a mi que he dedicat el meu temps lliure a diverses aficions que he començat amb il·lusió i he abandonat amb el temps.

Això no és el que em va passar en la cuina. De fet no he deixat mai de cuinar, comprar-me llibres i provar noves receptes. Però l'any passat va ser un any carregat d'activitats i nous objectius i els que teniu un bloc sabeu que una entrada no es fa en una horeta morta. Primer s'ha de fer la recepta, després trobar la millor llum per fer les fotografies (per la nit, quan més temps tinc, malament), retocar-les, escriure la recepta, traduir-la i pensar com encapçalar-la. 

I ara que pareix que torne a estar un poc més tranquil·la he decidit que no hi ha res més que m'òmpliga tant com cuinar i compartir-ho amb tots els que m'estimen. 
 Aquest bloc torna, sense presses, per a aquells que sempre heu estat ahí, la família i amics que m'heu seguit des del principi i heu gaudit de les meues receptes. 

I per això he triat aquesta recepta per tornar. Molts amics porten temps demanant-me la recepta del meu pastís de xocolata que sempre faig per a tots els aniversaris. 
Amigues i amics, ací la teniu! per a què la gaudiu amb els vostres tant com l'he gaudida jo.


Ingredients (10-12 persones: Motle 178 cm diàmetre)

Bescuit de xocolata:
-          3 ous grans
-          1 iogurt natural
-          1 sobre de Royal
Amb la mesura del iogurt:
-          2 gots de sucre
-          1 got d’oli de girasol
-          2 gots de farina
-          1 got de cacau en pols (Valor sense sucre)

Almívar:
-          100 gr de sucre
-          200 ml d’aigua

Farcit : ganache de xocolata amb llet
-          400 gr de xocolata amb llet (2 tabletes)
-          200 ml de nata per muntar

Cobertura de xocolata fondant
-          200 gr de xocolata fondant
-          200 ml de nata per muntar
-          50 gr mantega (opcional: per donar brillantor)

Preparació:

Primer es precalfa el forn a 180º. Mentrestant, s’unta un motle redó de 178 cm de diàmetre amb mantega o oli. Es cobreix el fons i les parets del motle amb paper per a forn (jo dibuixe un cercle amb la base del motle al paper i després pose trossos d’aquest paper en les parets)

En un bol es posen els ous, el iogurt i el sucre i es bat amb una batedora elèctrica o una vareta de ma. Després s’afig l’oli i s’integra. Per una altra banda, es tamissa la farina junt amb el cacau i el Royal  i s’afig a la barreja anterior.

Quan ja estiga la barreja tota integrada s’aboca al motle i s’introduix al forn 50 minuts o fins que al introduir un escuradents aquest isca net. (Cada forn és diferent).

Si es vol fer un pastís més gran es dupliquen les quantitats. En un motle per 20 persones (254 cm de diàmetre) seria el doble: 6 ous, 2 iogurts…i el doble de la resta. I si volguereu fer-ho més gran es triplicarien o quadruplicarien les quantitats, segons el motle.

Mentre el bescuit està al forn, es prepara l’almívar i el ganache per al farcit.
Per fer l’almívar sols s’ha de posar l’aigua amb el sucre al foc i deixar que el sucre desaparega, no s’ha de remoure ni fer res. Si el pastís és més gran s’utilitzarà més sucre i aigua, sempre el doble d’aigua que de sucre.

Per fer el ganache del farcit, es posa al foc la nata per muntar i a banda es trossegen les tabletes de xocolata amb llet. Quan la nata comence a bullir, es retira del foc i s’aboca la xocolata, removent sense parar fins que es fonga per complet.  Es tapa i es deixa refredar a temperatura ambient.

És convenient que el bescuit, l’almívar i el farcit es facen la nit anterior a fer el pastís perquè han d’estar freds per poder muntar-lo.

Quan anem a muntar el pastís, primer es posarà el ganache a la nevera i també el bol on després es batrà.

Es talla el bescuit per la meitat amb un ganivet gran i afilat o una lira, sempre marcant en un punt les dues meitats per a que després quadre.
Amb una cullera es banyen les dues meitats amb l’almívar fins que estiguen ben humides

Es posa el ganache en un bol o, en el meu cas, al robot de cuina, i comença a batre’s primer poc a poc i després augmentat la velocitat de les varetes fins que quede una crema semblant al mousse.

Es cobreix la base del bescuit amb la crema ganache. Jo pose el ganache en una màniga pastissera per a que el farcit quede uniforme i el pastís quede recte. Es posa l’altra meitat de bescuit damunt i amb el ganache sobrant es posarà per damunt de la meitat superior i els laterals del bescuit  fent una capa anomenada “lleva-molletes” per a que al posar la cobertura no queden bultos i quede tot homogeni.

Es posa el pastís a la nevera i es prepara la cobertura. Com s’ha fet amb el ganache, el posar al foc la nata i abans de que comence a bullir es lleva del foc. S’incorpora la xocolata fondant i la mantega i es remou fins que es desfaça per complet.

Per poder posar la cobertura de xocolata, es posa el pastís damunt d’una reixeta, sobre un plat que arreplegue les restes. S’aboca la xocolata directament des de la cassola damunt del pastís fins que tot quede cobert. Immediatament, si es vol posar alguna decoració és el moment de pegar-la a la xocolata. 

 
A mi m'agrada posar fruits del bosc però en aquesta fotografia vaig posar unes llepolies. Després es guarda a la nevera i quan ja s’haja solidificat la cobertura es podrá escriure o decorar amb xocolata blanca fosa, per exemple.

Amb la quantitat de ganache del farcit i el de la cobertura hi ha suficient per fer un pastís més gran (com el de la fotografía, 254cm diàmetre). Per tant amb un bescuit menut, com el de la recepta, es pot fer una altra capa amb el farcit i utilizar la cobertura per a fer altres postres, com uns cupcakes. 

Finalment dir que, si hi ha algun intolerant a la lactosa llegint (Àngela, açò va pe tu) o veganés també podeu substituir el iogurt per un de soja, facir el bescuit amb melmelada de gerds i cobrir-lo amb xocolata negra fosa amb un poc de llet de soja. I així tothom podrà gaudir-lo.

BON APPÉTIT

***

Después de 1 año, 4 meses y una semana, ¡aquí me tenéis otra vez! Seguro que muchos de vosotros pensasteis que ya no me veriais nunca más por aquí, de hecho yo misma me lo había planteado. Aun así, hace unas semanas que he tenido más tiempo para pensar y recordé un pensamiento que publiqué en el primer aniversario del blog: soy una persona muy poco constante y esta era la única afición que había soportado el paso del tiempo.

Hace 5 años que empecé con esta aventura y fui constante durante 4 años, todo un récord para mí que he dedicado mi tiempo libre a diversas aficiones que he empezado con mucha ilusión y he abandonado con el tiempo.

Esto no es lo que me pasó en la cocina. De hecho no he dejado nunca de cocinar, comprarme libros y probar nuevas recetas. Pero el año pasado fue un año cargado de actividades y nuevos objetivos y los que tenéis un blog sabéis que una entrada no se hace en una horita muerta. Primero se tiene que hacer la receta, después encontrar la mejor luz para hacer las fotografías (por la noche, cuando más tiempo tengo, mal), retocarlas, escribir la receta, traducirla y pensar como encabezarla.

Y ahora que parece que vuelvo a estar un poco más tranquila he decidido que no hay nada más que me llene tanto como cocinar y compartirlo con todos los que me quieren. Este blog vuelve, sin prisas, para aquellos que siempre habéis estado ahí, la familia y amigos que me habéis seguido desde el principio y habéis disfrutado de mis recetas.

Y por eso he elegido esta receta para volver. Muchos amigos llevan tiempo pidiéndome la receta de mi pastel de chocolate que siempre hago para todos los cumpleaños.
Amigas y amigos, aquí la tenéis! para que la disfrutáis con los vuestros tanto como la he disfrutado yo.



Ingredientes (10-12 personas: molde 178cm diámetro)

Bizcocho de chocolate:
- 3 huevos grandes
- 1 yogur natural
- 1 sobre de Royal
Con la medida del yogur:
- 2 vasos de azúcar
- 1 vaso de aceite de girasol
- 2 vasos de harina
- 1 vaso de cacao en polvo (Valor sin azúcar)

Almíbar:
- 100 gr de azúcar
- 200 ml de agua

Relleno : ganaché de *xocolate con leche
- 400 *gr de chocolate con leche (2 tabletas)
- 200 ml de nata para montar

Cobertura de chocolate fondant
- 200 gr de chocolate fondant
- 200 ml de nata para montar
- 50 gr mantequilla (opcional: para dar brillantez)

Preparación:

Primero se precalienta el horno a 180º. Mientras tanto, se unta un molde redondo de 178 cm de diámetro con mantequilla o aceite. Se cubre el fondo y las paredes del molde con papel para horno (yo dibujo un círculo con la base del molde al papel y después pongo trozos de este papel en las paredes)

En un bol se ponen los huevos, el yogur y el azúcar y se bate con una batidora eléctrica o una varilla manual. Después se añade el aceite y se integra. Por otro lado, se tamiza la harina junto con el cacao y la levadura y se añade a la mezcla anterior.

Cuando ya esté la mezcla toda integrada se vierte en el molde y se introduce al horno 50 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga limpio. (Cada horno es diferente).

Si se quiere hacer un pastel más grande se duplican las cantidades. En un molde para unas 20 personas (254 cm de diámetro) sería el doble: 6 huevos, 2 yogures…y el doble del resto. Y si se quisiera hacer más grande se triplicarían o cuadruplicarían las cantidades, según el molde.

Mientras el bizcocho está en el horno, se prepara el almíbar y el ganaché  para el relleno.

Para hacer el almíbar sólo se tiene que poner el agua con el azúcar al fuego y dejar que el azúcar desaparezca, no se tiene que remover ni hacer nada. Si el pastel es más grande se utilizará más azúcar y agua, siempre el doble de agua que de azúcar.

Para hacer el ganaché del relleno, se pone al fuego la nata para montar y a banda se trocean las tabletas de chocolate con leche. Cuando la nata empiece a hervir, se retira del fuego y se añade el chocolate, removiendo sin parar hasta que se funda por completo. Se tapa y se deja enfriar a temperatura ambiente.

Es conveniente que el bizcocho, el almíbar y el relleno se hagan la noche anterior a hacer el pastel porque tienen que estar fríos para poder montarlo.

Cuando vamos a montar el pastel, primero se pondrá el ganaché a la nevera y también el bol donde después se batirá.

Se corta el bizcocho por la mitad con un cuchillo grande y afilado o una lira, siempre marcando en un punto las dos mitades para que después cuadre.
Con una cuchara se bañan las dos mitades con el almíbar hasta que estén bastante húmedas

Se pone el ganaché en un bol o, en mi caso, en el robot de cocina, y se empieza a batir primero poco a poco y después aumentado la velocidad de las varillas hasta que quede una crema parecida al mousse.

Se cubre la base del bizcocho con el ganaché. Yo pongo el ganaché en una manga pastelera para que el relleno quede uniforme y el pastel quedo recto. Se pone la otra mitad de bizcocho encima y  el ganaché sobrante se pondrá por encima de la mitad superior y los laterales del bizcocho haciendo una capa llamada “quita-migas” para que al poner la cobertura no queden bultos y quede todo homogéneo.

Se pone el pastel en la nevera y se prepara la cobertura. Cómo se ha hecho con el ganaché, se pone al fuego la nata y antes de que empiece a hervir se quita del fuego. Se incorpora el chocolate fondant y la mantequilla y se remueve hasta que se deshaga por completo.

Para poder poner la cobertura de chocolate, se pone el pastel encima de una rejilla, sobre un plato que recoja los restos. Se vierte el chocolate directamente desde la cazuela encima del pastel hasta que todo quede cubierto. Inmediatamente, si se quiere poner alguna decoración, este será el momento de pegarla al chocolate. 

 

A mi me gusta poner frutas del bosque, pero en esta fotografía he puestos unas chucherías. Después se guarda a la nevera y cuando ya se haya solidificado la cobertura se podrá escribir o decorar con chocolate blanco derretido, por ejemplo.

Con la cantidad de ganaché del relleno y el de la cobertura hay suficiente para hacer un pastel más grande (cómo lo de la fotografía, 254cm diámetro). Por lo tanto con un bizcocho pequeño, como el de la receta, se puede hacer otra capa con el relleno y utilizar los restos de cobertura para hacer otros postres, como unos cupcakes.

 Finalmente decir que, si hay algún intolerante a la lactosa leyendo (Àngela, esto va por ti) o vegano, también podéis sustituir el yogur por uno de soja, rellenar el bizcocho con mermelada de frambuesas y cubrirlo con chocolate negro fundido con un poco de leche de soja. Y así todo el mundo podrà disfrutarla.
 
BON APPÉTIT